Comienzos de la Fundación PROMESA

Jaime Chapatte

Jaime Chapatte, uno de los principales promotores de la creación de la  FP y primer director de la misma, nos revela información de cuales fueron los motivos de su origen, quienes participaron en sus inicios, con que recursos contaban o qué barreras se encontraron en su lanzamiento.

Empecemos por el principio, aunque cronológicamente no fuese así: ¿Cómo surgió el nombre de Fundación Promesa (FP)?
El Consejo Local estuvimos trabajando propuestas de nombres y aprovechamos una Asamblea celebrada en mayo de 2009 en el colegio marianista El Pilar para hacer una consulta no vinculante a los responsables, tanto para evaluar el grado de aceptación de cada nombre como para ir implicándoles. Finalmente optamos por Fundación Promesa porque representaba mejor que ningún otro el compromiso del Movimiento Scout con la sociedad, que se manifiesta en el de todos y cada uno de los scouts que la hemos hecho. Además el nombre era sencillo de explicar fuera del ámbito scouts, lo que iba a facilitar el desarrollo de su misión.

¿Cuales fueron las necesidades fundamentales que os llevaron a crear la FP?
Veníamos de unos años complicados en términos económicos y teníamos claro que la financiación de la estructura asociativa debía depender de nosotros mismos y no ser tan dependientes de subvenciones ya que debido a la crisis económica el importe disminuía. También veíamos una oportunidad de poner en marcha proyectos de extensión, apoyo y difusión del escultismo, tales como gestión de espacios, formación, etc.
Y por otra parte teníamos muy claro que todo esto no debía distraernos de nuestro foco fundamental a los Grupos ni a los órganos de la Asociación. Tenía que ser gestionado de una manera más profesional para no dedicar tiempo de Responsables, Kraales, Consejos Ampliados y Asambleas que debiera estar mejor ocupado en el desarrollo del Programa Educativo.


¿Con quién había que contar sí o sí para poner en marcha la FP?
Con todos… porque cuando salimos de la notaria la Fundación no era mucho más que una escritura y un capital mínimo en una cuenta corriente.
En ese sentido decíamos que la Fundación para ser exitosa debía llegar más allá del perímetro de los grupos y sus familias. Y en especial pensamos que podía vehicular eficazmente la colaboración de todo tipo de antiguos (responsables, familias, etc.)
Optamos también por tener una relación directa con las familias y eso nos llevó a numerosas reuniones de padres de muchos Grupos a explicar qué era la Fundación, La Casa Scout, el Sorteo de San Jorge, etc.
También ha sido determinante la implicación y el compromiso de los trabajadores de la Sede. Todos ellos han tenido experiencias profesionales en otras organizaciones, y desde el primer momento vieron el potencial y creyeron en la Fundación. Además fueron momentos económicos difíciles e incluso tuvieron que ver como su propia estabilidad laboral quedaba vinculada al éxito de esta empresa. No puedo más que estar agradecido a todos ellos por su compresión y apoyo.


¿Qué es lo que no queríais que fuese la FP?
Teníamos la referencia de otras fundaciones de asociaciones scouts que eran muy potentes en términos de recursos, proyectos, etc. pero que no estaba claro en qué medida compartían la misión e identidad de las asociaciones scouts que las habían promovido. Por ello decidimos que por Estatutos el Patronato de la Fundación debía corresponderse automáticamente con el Consejo Local, para garantizar que siempre iba a existir ese alineamiento con los fines y necesidades de Scouts de Madrid – MSC.


¿Desde que se empezó a gestar la idea de la Fundación hasta que se materializó cuánto tiempo pasó?
No soy capaz de decirte. En el trienio 2004-2007 hablamos mucho de fuentes de financiación porque veníamos una disminución del importe global de subvenciones pero creo que la constitución de una Fundación no se incorporó hasta el debate de los planes trienales 2007-2010.

¿Hubo algún momento en que pensasteis en tirar la toalla? ¿Cuando? ¿Porqué?
La verdad es que no recuerdo que nunca hayamos pensado en tirar la toalla, por eso de que el scout sonríe antes las dificultades. Ahora en serio, montar la Fundación fue muy sencillo ya que no requería esfuerzo y era un proyecto ilusionante. Luego lo difícil fue darle vida tanto en términos de colaboradores dedicados, como con el proyecto más emblemático que ha sido La Casa Scout.
Este proyecto si nos costó muchos años desde las primeras conversaciones a finales de 2008 (creo) hasta la inauguración el 22 de junio de 2015. Durante este tiempo hubo varias posibles ubicaciones, varios proyectos arquitectónicos y varios bancos financiadores.
Teníamos un fichero Excel con las proyecciones financieras a 30 años del proyecto que se ponía en rojo cada vez que cambiaban algunas de estas hipótesis y era necesario reequilibrarlo. Y nos habíamos puesto una obligación moral de no repercutir a las familias ni un euro del coste del proyecto. Para ello articulamos el Sorteo de San Jorge como una fuente de ingresos no solo asociativa sino del conjunto de Movimiento Scout Católico que pudiera financiar los años con mayor tensión financiera del proyecto.

El movimiento scout lleva más de 100 años de existencia y en España cerca de 70, ¿ Os planteasteis una fecha de caducidad de la FP?
Evidentemente toda obra humana tiene un principio y un fin. En mi opinión la Fundación Promesa caducará solo si Scouts de Madrid MSC lo hiciera. Y esto solo puede pasar si perdiera su identidad y dejase de ofrecer a la Iglesia y las familias la propuesta del escultismo católico que durante más de 100 años ha ayudado a tantos niños y jóvenes a crecer y madurar en su relación con Dios, consigo mismo y con los demás.

Han pasado 10 años desde la creación de la FP; durante este tiempo has seguido muy vinculado con la FP, primero como delegado de SdM, más tarde como director de la FP ¿De qué es de lo que te sientes más orgulloso de la FP?
Bueno, mi aportación a la Fundación Promesa ha sido más bien modesta. Por lo que veo han venido detrás otros que han ido subiendo el listón.
Dicho esto si me tengo que quedar con algo me quedo con el Fondo de Apoyo a socios con menos recursos económicos para el pago de actividades que permite financiar a aquellas familias que quieren que sus hijos sean educados como scouts y no pueden pagarlo. Primero lo hicimos dentro de la asociación modificando en 2009 el reglamento económico y detrayendo dinero del reparto directo a los grupos en función de número, zona y formación. Posteriormente con la Fundación Promesa se vió que este era el mejor uso posible de los fondos generados y se ha podido aumentar el número de beneficiarios.


Sigues en activo colaborando en el grupo scout de La Merced, ¿Qué crees que aporta la FP a los grupos de SdM?
La Fundación Promesa aporta una gestión más profesional de proyectos y servicios tan relevantes como La Casa Scout, La Tienda o las becas; permitiendo que la asociación esté centrada en su actividad educativa y evangelizadora.


¿Que recuerdos tienes del día de la inauguración?
Tenía mucha expectación porque no sabía lo que me iba a encontrar. Este proyecto ha sido una gran carrera de relevos en la que hemos ido participando diferentes equipos y cada uno hemos llevado al testigo todo lo lejos que hemos sabido y podido y luego lo hemos entregado a los siguientes. Por eso la alegría fue muy grande al ver hecho realidad un proyecto que había supuesto tanto esfuerzo de tantas personas. También fue muy ilusionante acudir con mi hija mayor y mi esposa y compartir con ellos esta faceta de mi vida que para mi ha significado tanto.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.